Esclerosis Múltiple

¿Qué es la Esclerosis Múltiple?

La Esclerosis Múltiple es una de las enfermedades más comunes del sistema nervioso central (cerebro y médula espinal). Se calcula que en España existen 47.000 personas afectadas.

La Esclerosis Múltiple es una enfermedad autoinmune inflamatoria desmielinizante. La mielina es una sustancia de naturaleza grasa que recubre los nervios y gracias a ella la información se transmite rápidamente. Cuando se pierde la mielina, las neuronas tienen dificultad para enviar la información y  aparecen los síntomas.

Esta enfermedad es crónica y de origen desconocido. Dependiendo del grado de la lesión, la falta de comunicación entre las neuronas puede ser transitoria (aparece y luego se recupera) o permanente. Con la pérdida de  mielina aparecen placas o lesiones a modo de cicatrices en distintas zonas del cerebro y médula espinal.

La Esclerosis Múltiple es más frecuente en mujeres y se suele diagnosticar entre los 20 y 40 años.

 

Causas de la Esclerosis Múltiple

La causa es desconocida. Se cree que es la suma de los factores genéticos y ambientales la que produce la enfermedad.

-Factores genéticos

La Esclerosis Múltiple es una enfermedad autoinmune, lo que significa que es el organismo el que ataca a la mielina.

Los investigadores han identificado algunos genes que pueden determinar una predisposición a contraer la enfermedad pero hasta el momento no se conocen con exactitud cuáles son los genes implicados.

-Factores ambientales

Se cree que un factor ambiental desconocido, probablemente un virus latente en el cuerpo, actúa sobre estos genes activando el proceso inmunitario anómalo que lleva al ataque de la mielina y, por tanto, al desarrollo de la enfermedad.

 

Tipos de Esclerosis Múltiple

El curso de la Esclerosis Múltiple no se puede pronosticar. Algunas personas se ven ligeramente afectadas por la enfermedad, y en otras avanza rápidamente hacia la incapacidad total. Existen diferentes modalidades:

-Esclerosis Múltiple recurrente-remitente (EMRR): se producen períodos de recaída (brotes) seguidos de etapas de estabilización de duración variable (días o meses).

-Esclerosis Múltiple progresiva secundaria (EMPS): en pacientes que tienen recaídas continuas y  sin periodos definidos de remisión.

-Esclerosis Múltiple progresiva primaria (EMPP): esta forma se caracteriza por la ausencia de brotes definidos, con un comienzo lento y un empeoramiento constante de los síntomas y de la discapacidad.

-Esclerosis Múltiple progresiva recidivante (EMPR): es la forma menos común. Se caracteriza por una progresión constante y sin remisiones desde el comienzo, con una clara superposición de brotes con o sin recuperación completa.

 

Síntomas de la Esclerosis Múltiple

No hay una sintomatología típica de esta enfermedad ya que dependen de las áreas del sistema nervioso central que se hayan visto afectadas y de la magnitud del brote. Los episodios pueden durar días, semanas o meses, seguidos de períodos de remisión de los síntomas.

Los síntomas más comunes son:

  1. Síntomas musculares, de equilibrio y coordinación: fatiga, pérdida del equilibrio, problemas para mover las extremidades.
  2. Síntomas vesicales e intestinales: estreñimiento, incontinencia urinaria.
  3. Síntomas oculares: visión doble y/o borrosa, pérdida de visión.
  4. Otros síntomas cerebrales y neurológicos: disminución de la atención, de la memoria, depresión.
  5. Síntomas sexuales: problemas de erección y en la lubricación vaginal.
  6. Síntomas del habla y de la deglución: lenguaje mal articulado, problemas para masticar y deglutir.

 

Tratamiento

Tratamientos modificadores de la enfermedad

Este tratamiento tiene como objetivo prevenir o reducir el número de brotes y discapacidad en la persona con Esclerosis Múltiple.

Los fármacos modificadores de la enfermedad de primera línea incluyen interferón beta 1b, interferón beta 1a y acetato de glatiramero.

Si una persona con Esclerosis Múltiple no parece estar respondiendo a este tratamiento, se puede recurrir a natalizumab o fingolimod. Se sigue investigando en el diseño de nuevos fármacos.

Tratamiento de los síntomas

Existen pacientes que sufren síntomas como espasticidad, trastornos urinarios, dolor y cansancio que afectan gravemente a su calidad de vida.

El tratamiento compuesto por THC (tetrahidrocarbocannabinol) y CBD (cannabidiol) permite a los pacientes mejorar los síntomas asociados a los espasmos y alteraciones urinarias.

En España ha sido aprobado un derivado de la aminopiridina, el primer tratamiento para mejorar la marcha de las personas con Esclerosis Múltiple.

Tratamiento de los brotes

Cuando los brotes son severos (debilidad, desequilibrio, pérdida de visión, visión doble u otros síntomas incapacitantes), se suele tratar al paciente con corticoides a dosis elevadas durante 3-5 días. En brotes leves suelen administrase corticoides a dosis más bajas. Durante los brotes es recomendable que el paciente repose, y en muchos casos se necesitará rehabilitación.

Otros tratamientos

Estos incluyen un grupo de tratamientos farmacológicos llamados inmunosupresores (azatioprina, ciclofosfamida, metotrexato y mitoxantrona) que funcionan mediante la inhibición de la división celular. Actúan sobre el sistema inmunológico y al no discriminar entre las distintas  células del cuerpo ocasionan muchos efectos secundarios no deseados.

Rehabilitación

En los centros de rehabilitación integral  se atiende a las personas con Esclerosis Múltiple y a sus familiares mediante un equipo multidisciplinar comprendido por médicos rehabilitadores, fisioterapeutas, psicólogos, trabajadores sociales, terapeutas ocupacionales, logopedas y personal de enfermería.

Tratamientos futuros

Los investigadores están trabajando para encontrar nuevos y mejores tratamientos. Actualmente hay tres medicamentos orales sometidos a ensayos clínicos.

Las terapias con células madre son otra área de investigación en tratamientos para la Esclerosis Múltiple. Actualmente hay ensayos investigando el potencial de varios tipos de células madre y se cree  puedan tener un efecto positivo promoviendo los mecanismos de reparación de la mielina dañada.

 

 

 

Deja un comentario
En la presente web se utilizan cookies propias y de terceros. La navegación por la web implica la aceptación de su utilización. Si no acepta la utilización de las cookies, le solicitamos abandone esta página web cuanto antes. Para una mayor información, tiene a su disposición en nuestra política de cookies